Información para toma de decisiones

Información para toma de decisiones

Edición 2013

English Version

Entérate de la situación de la industria química en México y del impacto que tienen los químicos en más de 40 ramas industriales. Podrás conocer cuáles son los factores críticos en la comercialización, distribución, producción, proveeduría local, su relación y las oportunidades de crecimiento en cada área, conoce la importancia que juega la energía en la industria química para la obtención de productos y cómo dejar de depender del petróleo como fuente principal de insumo y energía.
Conoce los principales productos químicos inorgánicos, por ejemplo el ácido sulfúrico con sus respectivos productos relacionados y no relacionados con la cadena de valor. Otros compuestos de sustancial importancia son el ácido clorhídrico, fluorhídrico, fosfórico y el trióxido de cromo. Encontrarás gráficas de producción, importación, exportación y consumo aparente sobre los principales inorgánicos en México.
La biomasa como una de las alternativas de la química derivada del petróleo, conoce qué es la biomasa y sus principales bloques constructores así como qué procesos de obtención de los productos derivados del petróleo son factibles de sustituir por procesos biotecnológicos. Entérate de los proyectos actuales a nivel global para el desarrollo de nuevos materiales y materias primas a través de la biotecnología.
Conoce cuáles fueron las principales causas que llevaron a establecer los fundamentos, fecha y lugar de inicio de la química verde, qué dicen cada uno sus doce principios y cómo cada uno tiene su razón de ser en la eliminación en evitar a toda costa la generación de todo tipo de residuos que dañan al medio ambiente.
La industria química manufacturera se caracteriza por sus pocos competidores y por estar dedicada principalmente a la fabricación de los commodities, sin embargo no todos los productos son fabricados en el país. Conoce los compuestos químicos que no se consiguen fácilmente en México y cuáles son las áreas a las que pertenecen.
A través de un listados conoce un listado conoce los diferentes programas gubernamentales de apoyo para las actividades de investigación y desarrollo tecnológico e innovación.

Estimado lector:

Siendo fieles a nuestra vocación de contribuir al avance de nuestra industria, ponemos en tus manos esta edición de nuestra Guía de la Industria® Química que hemos publicado año con año desde 1958. Hemos hecho nuestro mejor trabajo para ofrecerte, una vez más, una obra que aporte un valor más allá que únicamente la referencia de proveedores de productos. Este volumen, al igual que el anterior, constituye una obra de referencia para el medio químico por la relevancia de los datos e investigaciones que contiene.

En la edición anterior te ofrecimos estudios con especial énfasis en el sector petroquímico; en esta ocasión, ponemos el enfoque en la biomasa como fuente de materia prima. Con el advenimiento de la “química verde” y las perspectivas de una posible reducción en la disponibilidad del petróleo, otras fuentes ricas en carbono están siendo exploradas para derivar en satisfactores.

Para gestionar de manera adecuada los recursos, hay que entender en profundidad varios cambios de conceptos que implica la biomasa como materia prima: el petróleo es básicamente uno, aunque hay variaciones entre yacimientos: unos más dulces, otros amargos, unos más pesados y otros más ligeros; básicamente todos se extraen del subsuelo, se refinan y se gestionan bajo la misma lógica; con la biomasa esto cambia importantemente, pues hay diferentes posibilidades de síntesis dependiendo de los “bloques constructores” y plataformas de intermedios que se seleccionen.

Así, en la actualidad se está utilizando la biomasa como sustituto de productos conocidos derivados del petróleo; sin embargo, el mayor reto está en descubrir nuevos productos y aplicaciones obtenibles de la biomasa, que no son fácilmente sintetizables a partir del oro negro. En este momento cabe hacer la pregunta, ¿qué hay más allá de los polímeros conocidos?

Otro cambio de concepto es sobre el origen de la biomasa, pues no tiene el mismo impacto al ambiente utilizar sembradíos de palma aceitera en Indonesia, que actualmente destruyen el hábitat del orangután (entre otras muchas especies), que purinas provenientes de desechos de granjas porcícolas, o azúcares residuales de la industria cervecera o vitivinícola.

Para aprovechar la biomasa, un paso relevante es a través de procesos biológicos, como la fermentación, para los cuales se utilizan microorganismos, muchos de ellos genéticamente modificados (organismos genéticamente modificados u OGM). No es mi intención proponer un debate sobre bioética, sin embargo, estoy seguro que es otro tema que será necesario considerar en el desarrollo de esta nueva química: ¿OGM sí, de qué tipo, en qué proporción, bajo qué límites y cómo gestionarlos? Preguntas que iremos resolviendo como sociedad en su conjunto.

Para poder aprovechar la oportunidad que representa esta nueva química, debemos ver nuestro quehacer con una profunda actitud de experimentación, conocer bien las herramientas que tenemos al alcance, tener un enfoque al cliente final y considerar el ciclo de vida de productos y procesos como un todo.

Al respecto de herramientas, te presentamos los diversos programas que el gobierno ha establecido para impulsar el desarrollo empresarial, desde apoyos a capacitación, hasta estímulos a la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación (I+D+I). Con el cambio de sexenio se abren ventanas de oportunidad; aunque los programas investigados corresponden a los del sexenio que terminó, el actual gobierno ha externado que apoyará al sector empresarial hacia un aumento en su vocación competitiva; habrá que dar puntual seguimiento a los programas e instrumentos que a tal efecto continúen o se propongan como nuevos.

Por otro lado, nos hemos dado a la cuidadosa labor de determinar qué empresas son productoras y cuáles son distribuidoras de productos químicos. De acuerdo con nuestros datos, en México hay 275 fabricantes y 1,045 distribuidores, muchos de ellos PyMEs que hacen su mejor labor por ofrecer productos de calidad, con formulaciones adecuadas a las diversas necesidades de aplicación de los productos.

A pesar de los datos mencionados, en la actualidad hay sectores de la química particularmente desatendidos en nuestro país. De acuerdo con nuestro estudio “Los grandes ausentes de la Industria Química mexicana”, hay seis áreas con importante desabasto de productos, lo que implica que su estructuración y cadena de valor son muy limitadas: catálisis, síntesis química, investigación básica, polímeros, farmacéutica y aplicaciones electrónicas. Seguramente hay enormes oportunidades para el desarrollo local de productos de alto valor agregado, toda vez que, para evitar la “comoditización”, se requiere de atender a nichos cada vez más sofisticados.

Estoy cierto que en estas páginas encontrarás, más que un simple directorio, un verdadero guía para tu quehacer como industrial de la química. Te recomiendo ver este ejemplar que tienes en tus manos como una colección de estudios que dio inicio en la edición 2012.

Finalmente agradezco entrañablemente la valiosa colaboaración de expertos en el área como lo son, entre otros, el M. en I. Rolando J. Bernal Pérez, la Q.F.B. Paulette Huelgas Marroquín y el Dr. Víctor M. Gutiérrez García cuya participación y entusiasmo hicieron posible esta labor.

Raúl Macazaga